viernes, 27 de abril de 2012

Encuentro en América 14


Kiko Veneno y Martín Buscaglia preparan un disco a medias. Este abril se encontraron por primera vez en Montevideo para crear las canciones de un trabajo que, en España, saldrá en 2013. Esto que vais a leer es el diario de esta aventura.






lunes 9 de Abril




Ha sido el día de los chistes malos. A los del Frente Amplio les está vedado llevar flequillo. Melodicen el estribillo y luego me lo dicen. En fin, dice Martín que hay que hacer un buen empedrado de chistes malos para sacar uno bueno, mi familia lo sabe bien.


Es un día de tocar y tocar, Martín, yo y los gemelos, los callos de los dedos de la mano izquierda se van afianzando. Llega Urbano el primero, a las diez, me encuentra en calzones, sin estiramientos, sin duchar. La del PESCAITO agarra ambiente del candombe de anoche, o serán las ganas nuestras, pero tiene mucha marcha. Antes de que llegara yo había estado trabajando en la estructura, y funciona, funda, como dicen acá. Es una canción extraña de definir, pero fácil de llevar, andante, y tiene su misterio, sus coros vudú. Después vemos AMÉRICA que va quedando muy guapa, los tiempos se afianzan, me voy aprendiendo los acordes; Martín los maneja con una facilidad grandísima, a mí me cuesta más, yo le doy mi airecito de rumba que a ellos les gusta.


Después del primer round, Martín, Nico y yo planeamos un poco el futuro, qué arreglos de viento pueden ir, también qué percusión, músicos, instrumentos; y miércoles y jueves tenemos el estudio de Rada para grabar las baterías. Estamos ya vistiendo las canciones, y lo más importante, tenemos que hablar (la manager de Martín se encargará) con las compañías que se puedan interesar en nuestro disco; queremos mezclar y masterizar en L.A. y necesitamos financiación.


Vamos a comer al centro, compramos cuerdas de guitarra en COUTINHO; creo que le voy a poner un juego de cuerdas Hannabach flamencas a mi Valeriana, mejor que las Goldin que suenan demasiado campanudas para rumbear. Martín ve un ukelele barítono que le encanta, el dueño le dice que se lo prestaría para grabar, si no lo va a comprar todavía.


Volvemos del centro. Hoy es como el primer día del año en Montevideo, se reanuda todo, empiezan los cursos académicos. También hay muchas chicas guapas por la calle (qué pasó en el aire), sujetadores negros que se transparentan bajo las blusas (dice Martín que aquí las chicas son más naturales, en Buenos Aires son también muy lindas, pero van preparadas, más tuneadas). Después tocar y tocar, repasando todas las canciones.


Juliette Lewis decorando el ensayo


Algunas ya están bien maqueadas y las escuchamos en el estudio. El abanico es muy amplio, creo que buenísimo; a mí me emociona. Por último tocamos DE PASEO, le muestro a Nico mi idea de las guitarras, le pongo a Ali Farka Touré, y el boceto que grabé en la playa. Le gusta mucho y lo pilla al momento. Esa guitarra tiene que ir todo el rato por debajo, y luego salir en la falseta. Es blues africano con Violeta Parra, con Veneno y con Buscaglia, ¡casi ná!


Estamos reventados, cocino unos huevos con tomate, y las once ya estoy en la cama. Felices sueños.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada